GastronomíaProveedores/Productos¿Cuál es la forma correcta de almacenar el arroz?

Aprender a almacenar correctamente el arroz, es vital para poder disfrutar de este cotidiano y delicioso alimento, eludiendo así su posible contaminación. Aunque pueda parecer tarea sencilla, el hecho que las bolsas plásticas no sean completamente herméticas, podría complicarnos las cosas. Debido a la estructura delicada del grano, unos pequeños orificios en el plástico permiten la ventilación previniendo la rancidez. Dichos agujeros, aunque imperceptibles a la vista, podrían servir de acceso a una plaga si...
Comunicado5 años ago54414 min
https://apetitoenlinea.com/wp-content/uploads/2016/07/Arroz1-1024x743.jpg

Aprender a almacenar correctamente el arroz, es vital para poder disfrutar de este cotidiano y delicioso alimento, eludiendo así su posible contaminación. Aunque pueda parecer tarea sencilla, el hecho que las bolsas plásticas no sean completamente herméticas, podría complicarnos las cosas.

Debido a la estructura delicada del grano, unos pequeños orificios en el plástico permiten la ventilación previniendo la rancidez. Dichos agujeros, aunque imperceptibles a la vista, podrían servir de acceso a una plaga si su almacenamiento se prolonga en exceso.

Por tal motivo, aún con seis meses antes del vencimiento, es aconsejable que una vez comprado se guarde inmediatamente en recipientes herméticos. Almacenar el arroz en un lugar fresco y libre de humedad, prolongará su vida útil sin que éste absorba olores o sabores extraños.

Los cuidados para una correcta preservación del arroz deben comenzar desde el momento de la compra. Primero, se debe revisar que la bolsa no presente aberturas anormales. Luego es importante constatar que el producto tenga el olor característico. Éste debe ser suave y almidonado.

Luis Delgado, gerente de Operaciones de COOPELIBERIA aconseja no almacenar el arroz junto a productos de limpieza u olores fuertes porque es un grano que cambia de olor y sabor con facilidad. De hecho, su capacidad higroscópica (del griego hygros skopein “que retiene humedad”) es tan notable, que muchas abuelas todavía usan el viejo truco de colocar saquitos con arroz para evitar el mal olor en la ropa guardada en roperos o baúles. O el más conocido: meter unos granitos en los saleros, para impedir que se taqueen durante la época lluviosa.

El arroz blanco bien almacenado puede durar hasta seis meses. En cambio el arroz integral tiende a cambiar su aroma y sabor en menos tiempo  por lo que se recomienda consumirlo pronto.

Delgado comentó que no existe ningún problema en que se revuelva arroz ya almacenado en recipientes herméticos o bolsas bien cerradas con arroz recién comprado, pero sí recomienda consumir primero el antiguo porque lógicamente ha sido más manipulado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más notas interesantes

    Related Posts

    {{ image }}

    {{ title }}

    {{ date }} {{ comments }}
    {{ readingtime }} {{ viewcount }}
    {{ image }}

    {{ title }}

    {{ date }} {{ comments }}
    {{ readingtime }} {{ viewcount }}
    {{ image }}

    {{ title }}

    {{ date }} {{ comments }}
    {{ readingtime }} {{ viewcount }}
    [ajax_load_more]