CovidGastronomíaRestaurantesAnálsis económico de restaurantes en tiempos de covid

Un balance entre las restricciones sanitarias y las actividades económicas en los restaurantes Vargas Vargas & Asociados, empresa formada por profesionales en materia de auditorías, contabilidad asesoría fiscal y financiera se ha tomado la tarea de hacer un análisis económico en restaurantes de la gran área metropolitana para valorar cual podría ser una medida más balanceada y que al menos los restaurantes se mantengan en su punto de equilibrio. De acuerdo con Guillermo Vargas Siles,...
2 meses ago6028 min

Un balance entre las restricciones sanitarias y las actividades económicas en los restaurantes

Vargas Vargas & Asociados, empresa formada por profesionales en materia de auditorías, contabilidad asesoría fiscal y financiera se ha tomado la tarea de hacer un análisis económico en restaurantes de la gran área metropolitana para valorar cual podría ser una medida más balanceada y que al menos los restaurantes se mantengan en su punto de equilibrio.

De acuerdo con Guillermo Vargas Siles, especialista en finanzas y administración, Socio director de la empresa, ellos tomaron como base un restaurante con un consumo promedio de 5.000 colones por persona sin impuestos y con un promedio de 100 sillas siendo su margen de ganancia de un 19% antes de la pandemia.

“Si se considera que ese restaurante mantiene un aforo del 50% y manteniendo el mismo nivel de gastos fijos, el restaurante muestra una pérdida del 21%, algo que evidentemente ningún empresario podría asumir”, explicó Vargas Siles.

De acuerdo con Guillermo, al incorporar a ese modelo algunas variables se puede apreciar como un restaurante podría alcanzar su punto de equilibrio dentro de estos supuestos, tales como:

  • Mantener un aforo del 50% para los 18 días donde el gobierno tiene una mayor apertura.
  • El periodo de cierre total se cambie a un cierre parcial donde se mantenga un aforo del 30% máximo y los servicios exprés más el servicio to go.
  • Una reducción a las retribuciones laborales pagando los salarios y cargas sociales por el tiempo efectivamente laborado.
  • Una reducción los porcentajes de las cargas sociales y de los impuestos municipales.
  • Y un ajuste de los servicios públicos.

Además, señala el experto que con algunos puntos de flexibilización como lo pueden ser reducciones en el gasto de alquiler, un adecuado control de los insumos utilizados en el restaurante y un correcto costeo de los platillos se puede mantener al menos un punto de equilibrio donde los empresarios de la gastronomía no pierdan sus patrimonios y en algunos casos años de trabajo invertidos en sus negocios.

Lo importante en el contexto actual es proteger la matriz empresarial gastronómica que brinda oportunidades laborales a personas no calificadas siendo estos una de las partes más sensibles de la población a estas crisis económicas, según Vargas Siles, es conveniente validar que los empresarios han hecho la tarea invirtiendo en la compra de insumos, mamparas, pilas de desinfección, termómetros y otros equipos necesarios para cumplir con las normas sanitarias vigentes.

“ De tal forma que es conveniente que el gobierno realice una revisión con las cámaras empresariales de los mínimos necesarios para lograr un baile y un martillo balanceado desde el punto de vista económico para poder salir de esta crisis en el entendido que este año probablemente el volumen de empresas con pérdidas va a ser significativo y lo que se está buscando al menos es sostener el parque empresarial para los tiempos futuros donde podríamos pensar en un bienestar económico”, señaló Vargas.

Vargas Siles señala como es claro que las medidas económicas están erosionando las finanzas de este tipo de negocio al punto que el daño se está volviendo irreversible, también no hay una correlación entre las medidas sanitarias y las medidas de económicas adoptadas por el gobierno, no se ha logrado flexibilidad en las jornadas para que las empresas puedan contratar y pagar las cargas sociales por los días efectivamente laborados, las municipalidades mantienen sus cobros de impuestos, los servicios públicos siguen manteniendo sus tarifas y así muchos de los gastos que los restaurantes deben mantener para lograr seguir operando.

“En la parte económica el gobierno se encuentra a modo de prueba y error y los empresarios no nos sentimos satisfechos de las medidas económicas por la falta de contundencia y congruencia de lógica con el diario vivir de un negocio, el último anuncio del gobierno sobre medidas que inician el 1 de agosto 2020, sigue siendo un golpe al comercio pero en esta oportunidad quisimos puntualizar sobre uno de los sectores más golpeados y es el gastronómico porque a pesar de que se han establecido los protocolos dictados por el Ministerio de Salud no puede vender con regularidad aceptable desde el punto de vista económico y financiero de estos negocios”, explicó Vargas Siles.

 

 

Suscríbase a Apetito

Apetito es la comunidad de gente que trabaja en gastronomía y hotelería. Reciba información de valor todas las semanas y la revista digital cada 2 meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.